Fundación ONCE financia un taller de musicoterapia para personas con TEA de la Fundación Congost Autisme

El objetivo principal de este proyecto es mejorar la comunicación de las personas con autismo

Fundación ONCE financiará la puesta en marcha de un taller de musicoterapia para personas con autismo y discapacidad intelectual de la Fundación Congost Autisme, una fundación ubicada en la Garriga (Barcelona) que trabaja para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos con trastorno del espectro del autismo y sus familias.

Según indica la entidad, el objetivo del taller es estimular la creatividad y el crecimiento personal, tanto individual como grupal, así como ofrecer oportunidades para el aprendizaje musical a las personas con autismo, a quienes “comportará beneficios muy significativos, tanto cuantitativa como cualitativamente”.

“La musicoterapia como técnica de intervención terapéutica incide en la disminución de conductas problemáticas y repetitivas asociadas al autismo, mejora la relación interpersonal con los compañeros, familiares y profesionales y estimula cognitiva y motrizmente a los participantes. La música, un lenguaje universal, se convierte en una herramienta ideal para seguir un modelo de vida activa”, asegura Rebeca Sánchez, directora de la Fundación Congost Autisme.

Desde esta perspectiva, el taller, que impartirá una especialista en pedagogía musical acompañada por educadores conocedores del autismo, se estructurará en sesiones semanales de entre 45 minutos y una hora de duración, a las que acudirán grupos reducidos de entre cuatro y ocho personas.

En función de sus capacidades e interés por la música, los participantes se distribuirán en tres grupos: oyentes, solistas y músicos. En todos ellos, los profesionales utilizarán juegos y ejercicios totalmente inclusivos para estimular la expresión mediante estilos musicales existentes o mediante otros nuevos y propios.  Se servirán de instrumentos convencionales y otro tipo de material como piedras, cucharas, palos o cañas.